DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Si todo sube, el Blue no puede ser la excepción

diego giacomini

 

 

 

 

A fines de 2015 el tipo de cambio oficial ($ 9,80) contra el dólar terminaría en términos reales 6% más apreciado que a la salida de la convertibilidad. Paralelamente, el tipo de cambio bilateral real contra Brasil se apreciaría 51% entre comienzos de 2011 y fines de 2015, encareciéndonos 50% con respecto a nuestro principal socio. Si a esta apreciación se le suman los efectos negativos sobre la competitividad (y nivel de actividad) que tienen los actuales niveles de emisión, gasto público, presión tributaria y tasa de interés que Argentina enfrenta en el mercado internacional, las expectativas de devaluación tarde o temprano aflorarán.

Sin embargo, la apuesta del Gobierno es mantener las expectativas de devaluación “dormidas” hasta el fin de mandato y trasladar el problema (acrecentado) para la próxima administración. Aunque, las últimas semanas mostraron mayor volatilidad en los mercados cambiarios. El dólar blue se elevó 92 centavos hasta los $ 13,53 y la brecha subió hasta 49%.

La pregunta clave es: ¿hasta dónde llegará el blue y la brecha? Durante el presente proceso electoral habrá dos fuerzas contrapuestas que actuarán sobre el dólar paralelo, una presionando a la suba y otra a la baja. Por un lado, las elecciones contribuirán a la dolarización de portafolios y por ende, a la suba. Las elecciones 2011 (presidenciales) y 2013 (legislativas) dan cuenta de este fenómeno. Siempre, el dólar oficial se deprecia en los períodos previos a una elección, pero se deprecia aún más fuerte y rápido luego de la elección. A su vez, la cotización paralela sube más rápido que la oficial y la brecha tiende a aumentar antes de la votación. Después de la elección el comportamiento es menos claro. Hay veces que el dólar paralelo aumenta más que el oficial y la brecha se incrementa (2011), pero hay veces que se da el comportamiento inverso (2013). En la medida que el cepo se endurece y el dólar cobertura crece, es decir el BCRA emite pesos y pierde reservas, la brecha tiende a aumentar.

Por el otro está el Gobierno, que por todos los medios intentará que el dólar blue y la brecha no se disparen; y utilizará todos los (usuales) instrumentos a su disposición para evitarlo. El tiempo está de su lado. Sólo tiene que “aguantar” cinco meses más. O sea, hay que esperar más cepo, más trabas a las importaciones, más maquillaje de reservas y más endeudamiento. Probablemente, haya una vuelta atrás y se vuelva a acelerar la venta de dólar ahorro; siempre y cuando se puedan maquillar las reservas y/o se acceda a deuda.
Igualmente, el “camino” hacia diciembre no es una tendencia lineal, sino que será volátil y con “subas y bajas”.No obstante, más allá de todas las medidas que el Gobierno aplique, la tendencia del dólar blue y su brecha será alcista, porque dependerá de los fundamentos macroeconómicos,  es decir de la políticas fiscal y monetaria.

Y el Gobierno está haciendo exactamente lo opuesto a lo que se necesita para mantener el dólar blue contenido y la brecha estable en torno al 38%/40%. El déficit fiscal pasará de 4,8% (2014) a 6,9% (2015) del PBI. El señoreaje del BCRA para financiar al Tesoro aumentará 48%, pasando de $ 148.700 MM (2014) a $ 220.000 MM (2015). En el mejor de los escenarios, las reservas genuinas y totales caerían en torno a US$ 17.600 MM y US$ 28.433 MM; respectivamente. Además, el endeudamiento del BCRA tendiente a maquillar reservas treparía a US$ 10.800 MM (swap China; Bonos canje 2005 y 2010 que no se pagan y deuda con BIS y Banco de Francia), vis a vis con un incremento del stock de Bonac (hasta $ 60 mil MM) del Tesoro y Lebacs del BCRA.

En este escenario, sería probable que la brecha cambiaria fluctuara en torno a valores de entre el 46% y 60% (en mayo de 2013 llegó a 100% y en septiembre de 2014 a 87%), con lo cual si hacia diciembre de 2015 el dólar oficial se ubicara en torno a $ 9,80, el dólar blue podría cotizar en torno a $ 14,3 y $ 15,8. Si todo sube en nuestra economía, ¿por qué no habría de hacerlo el dólar paralelo también?
Por Diego Giacomini
The following two tabs change content below.
Master of Sciences in International Economics of University of Essex (UK) Consultor Económico Financiero Profesor de Dinero, Crédito y Bancos de la FCE de la UBA Profesor de grado y postgrado de Teoría Monetaria y Cambiaria de la USAL Especialista en inflación, tipo de cambio, política monetaria, dinero y manejo de Banco Central.

COMENTARIO CERRADO.