DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 48 – Transformar la “resistencia” en participación

german gegenschatz

 

 

 

 

Vemos como van tomando posiciones quienes ganaron y quienes perdieron la elección. A diferencia de la reacción oficial ocurrida cuando Bergoglio se transformó en Francisco, el proceso de confusión, rechazo, asimilación y adaptación final a la transformación de Macri en Presidente no se da en forma sucesiva en el tiempo, sino que se da en simultáneo, fracturando el FPV, y disparando las conductas contradictorias que observamos en este paréntesis llamado “transición”.

Tal y como se viene desmoronando el FPV, ya se puede visualizar la trayectoria de sus pedazos. El más importante es el grupo liderado por Urtubey y Randazzo que, si bien son parte del peronismo socio del kirchnerismo hasta el final, tras la derrota conservan dignidad y buscan reconciliarse con el votante, que si bien no pueden cambiar la derrota si pueden evitar parte de sus efectos mostrándose con sincera voluntad de colaboración con los ganadores, y asumiendo frente a la sociedad el compromiso de conducir al peronismo hacia un proceso de institucionalización definitivo, es decir, pasar de ser movimiento mandoneado y mandón, a ser un partido con respeto a la ley y las instituciones en el ejercicio del poder, más transparencia en el proceso de renovación partidaria. Un grupo restante es el que no tuvo otro capital durante el kirchnerismo que la obediencia, los sometidos que no se dieron cuenta que la sociedad votó su reemplazo y que se despiden con el bochorno del Congreso que vimos en las últimas horas, una prepotencia que es ya un papelón. Estimo que, a partir del 10 de diciembre este grupo quedará reducido a un puñado de diputados “K” ingresados con el empujón del dedo de Cristina, quien también se despide en caída libre.

Por fuera del FPV hay un Peronismo que razonó, enfrentó y venció al Kirchnerismo en el 2013, y que hizo una gran elección este año, conducido por Sergio Massa. Este sector puede participar de la reconversión del peronismo pero no a partir de la derrota, sino con el capital de ser parte del liderazgo de estos nuevos tiempos, y que como fuerza política es identificada por la sociedad como parteros y parte fundamental del “cambio”.

Quienes ganaron la elección ya mostraron a la sociedad los protagonistas de la primer etapa del nuevo gobierno, quienes enfrentarán el desafío de recibir un gobierno con cajas agotadas, información oculta y estadísticas destruidas, pero con la ventaja de contar con una porción de poder importantísima como es gobernar la Nación, la provincia de Buenos Aires y la ciudad de Buenos Aires con su grupo fundacional. A esto cabe sumar el apoyo del grupo de peronistas como Urtubey y Randazzo, que prometen no ser un obstáculo inconducente, y el Frente Renovador que se comprometió a cumplir un rol constructivo sin alejarse de sus convicciones y aportado sus propuestas.

Este panorama augura tiempos movidos pero no insuperables. Frente al desafío quedan quienes optan por la “resistencia”, me pregunto a qué se resisten, a la voluntad popular expresada en las urnas, a que en nuestro país gobierne otro partido político con otras ideas, a que la sociedad como comunidad protagonice su destino. Tengamos presente esta vez que aquellos que eligen “resistir” en vez de participar también nos pertenecen, y es mejor que reciban como respuesta un lugar. Sepamos como comunidad subirlos y comprometerlos en este presente y para siempre, no alcanza con aquello de no enfrentarnos entre nosotros, es necesario, además, no olvidarnos ningún Argentino en el camino, evitar esa paz social con cara de indiferencia, ir más allá y brindar la posibilidad a todos sin excepción de sentirse “adentro” sin exigirle pensar igual, porque es necesario obtener las ventajas que nuestras diferencias aportan a la vida en común, para ir corrigiendo errores y optimizando aciertos.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 27 de noviembre de 2015

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.