DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 43 – Scioli y Macri más exigidos que antes

german gegenschatz

 

 

 

 

Esta elección produce dos cambios importantes en el escenario, uno muy obvio que es la realización del primer ballotage presidencial en Argentina, el segundo es que cambió definitivamente la conformación del poder y las coaliciones para un próximo gobierno.

Una nueva elección: el ballotage.

De los candidatos que van a 2° vuelta solo Macri tiene experiencia en esa instancia, y la superó en su territorio, CABA.

La 2° vuelta lo encuentra ganador a Scioli y a Macri en alza. En lo emocional el ánimo de los partidarios de Scioli se expresó con llantos y sorpresa en la Federación de Box. Los de Macri estuvieron de festejo. La idea fuerza de “Cambio” recibió un mayor apoyo del votante que la de “Continuidad”. Veamos la progresión de los números de agosto hasta octubre:

Candidato PASO 1° Vuelta Diferencia
Scioli 38,41 % 36,86 % -1,55 %
Macri 24.28 % 34,33 % +10,05 %
Massa 14.23 % 21,34 % +7,01%

En esta primera etapa (PASO – 1° vuelta) el FPV no pudo captar votos, por el contrario perdió porcentual. Sus principales competidores, los frentes “Cambiemos” y “UNA”, superaron sus bases electorales de las PASO, es decir, pudieron captar millones de votos entre los 6.796.543 votos de electores que votaron por primera vez, más y los que eligieron por segunda vez dado que sus candidatos no llegaron al piso en las PASO[1], número que incluso se incrementó por la mayor concurrencia al los comicios, y archivó la polarización.

Los resultados de Octubre marcan el comienzo de una nueva instancia de “opción” entre dos candidatos. Ahora se trata de seducir a 7.035.989 votos [2] que se expresaron en 1° vuelta a favor de propuestas diferentes a las de Scioli y Macri.

La campaña de captación de votos hacia la 2° vuelta ya quedó medianamente delineada.

Scioli transmitió un concepto de continuidad con su ratificación de Vanoli y Etchegaray, y rescatando anoche la figura de Cristina lo reafirma nuevamente, y su estrategia de captación de votos la sintetizó diciendo: “Existen dos visiones muy diferentes del presente y del futuro de la Argentina en juego”.

Macri reforzó la idea de cambio sin sobresaltos prometiendo mantener planes y la AUH, y conceptualizó la propuesta a futuro como una “revolución de la alegría”, y su estrategia de captación de votos la sintetizó como: “agregar a la inclusión social la inclusión de los que piensan distinto”.

Un nuevo escenario para la campaña y para el futuro gobierno:

Los votos emitidos consolidan y cierran dos aspectos importantes que determinan las relaciones políticas a futuro:

– El FPV perdió su bastión de la Provincia de Buenos Aires en manos de Cambiemos.

– El FPV perdió el quórum propio en la Cámara de Diputados de la Nación y logra quórum propio en el Senado de la Nación.

Esto determina que, gane Scioli o gane Macri se avanza hacia un gobierno de coalición. Scioli deberá formular acuerdos estables para gestionar con la Provincia de Buenos Aires, CABA, Mendoza y Jujuy en manos de opositores, aún suponiendo que puede lograr alianzas estables en diputados para tener mayorías propias. Macri deberá lograr acuerdos, también estables, para compensar su carencia de diputados y senadores, aún cuando disponga de los principales distritos afines a su espacio.

Ambos escenarios suponen el archivo en los arcones de la historia de todo lo que signifique “Kirchnerismo duro”, el cual quedó totalmente huérfano de territorio propio y relevante, y con lealtades inestables e insuficientes como para ejercer el “veto” permanente en el poder legislativo, incluso en el Senado Nacional.

Si damos por cierta esta lectura del escenario, vemos dos aspectos a tener en cuenta. Primero, si gana Scioli necesitará más de Macri que de Massa, y si gana Macri necesitará más de Massa que de Scioli. Segundo, gane Macri o gane Scioli se abre un proceso para deskirchnerizar el FPV. Si gana Macri probablemente Massa sea un actor importante en ese proceso, y si gana Scioli sea éste mismo quien lidere el proceso urgido por desarrollar su liderazgo y por viabilizar los acuerdos de convivencia con “Cambiemos”.

Todo lleva a afirmar que con esta votación el Krichnerismo se terminó tal y como lo conocemos, y que tenemos por delante un proceso electoral nuevo que, además de mostrarnos una instancia de debate de propuestas que no se dio en Scioli anteriormente, exige por igual a Macri, y perdida la PBA ahora también a Scioli, mostrar acuerdos de gobernabilidad convincentes al electorado.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 26 de octubre de 2015.

[1] Los cálculos para llegar a estos números están en este portal: Semana 35 – Ninguno logra despegarse.

[2] UNA 5.211.705 votos + Izquierda 798.031 votos + Progresistas 619.051 + C. Federal 407.202 = 7.035.989 votos.

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.