DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 4 – Macri y Massa llevaron Argentina al mundo

german gegenschatz

 

 

 

 

La fundación WEF (World Economic Forum) organiza varias reuniones al año, la más difundida e importante es en Davos, Suiza. Desde la primera reunión de 1971, convocada por Klaus M. Schwab (hoy presidente ejecutivo del WEF), para 444 ejecutivos de Europa, Davos se transformó en el principal encuentro de líderes para analizar temas de actualidad global como ser salud, medio ambiente, economía y tecnología, entre otros.

La WEF hace otra reunión en China, llamada “Asamblea anual de nuevos campeones”, más diversas reuniones regionales en las que se abordan temas y se producen informes de la llamada “Agenda Global”.

Este año el tema principal en Davos fue la denominada Cuarta Revolución Industrial, que es el impacto de las tecnologías en la vida de todos. Además de los temas concretos que se tratan, importantes por cierto, son claves los contactos interpersonales de los líderes entre sí, las reuniones entre personalidades que se llevan a cabo simultaneamente. En Davos se encontraron aproximadamente 2200 líderes, entre ellos los 1000 empresarios más importantes del mundo, líderes políticos, intelectuales, sociales y religiosos, todos especialmente invitados.

La asistencia al WEF muestra, por si sola, la exposición global que tuvo Argentina, representada por el Presidente (Mauricio Macri) y el líder de la oposición (Sergio Massa).

El último presidente, antes de Mauricio Macri, en representar a la Argentina en Davos fue Eduardo Duhalde, en el año 2003. Coincide la ausencia de Argentina con los 12 años de gobierno de Nestor y Cristina Kirchner, años que serán recordados como los de  mayor alejamiento y enfrentamiento de nuestro país con las corrientes globales de desarrollo económico y social, de mayor subordinación de la política internacional a las cuestiones de política doméstica, de incumplimientos seriales a los tratados y compromisos asumidos por nuestro país provocando, por ignorancia o por un erróneo concepto de cómo se promueven los intereses nacionales, graves daños y pérdidas de oportunidades sin precedentes.

La representación de Argentina en Davos este año fue, en sí misma, una señal positiva hacia el mundo. La presencia conjunta en reuniones de primer nivel, de nuestro presidente y de nuestro líder de la oposición con asistentes destacados del WEF, muestran un giro de 180 grados hacia la madurez en la vida institucional del país, de la forma consensuada en que se van a definir las políticas internacionales y de gobernabilidad, a la vez que se exhibe claramente la voluntad de retomar y relanzar las relaciones exteriores, sobreponiendo los intereses nacionales a las necesidades temporales de tal o cual gobernante.

Más allá de las reuniones puntuales que se llevaron a cabo y de las promesas de inversiones, rescato y celebro esta nueva etapa, esperando que sea la forma en la cual Argentina se integre al mundo, sabiendo los tiempos que se viven y teniendo presente nuestros intereses y la imposibilidad de desarrollarnos sin una articulación inteligente con el mundo.

Por Germán Gegenschatz

Río de Janeiro, 24 de enero de 2016.


image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina