DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 39 – Francisco y CFK ¿Pacto incumplido o desavenencias?

german gegenschatz

 

 

 

 

El reconocido periodista Román Lejtman explicó que Francisco no recibió a CFK en EEUU, porque esta incumplió el, nunca reconocido, Pacto de Santa Marta que consistía en: Scioli precandidato a presidente en una interna contra Florencio Randazzo y Domínguez con la vía libre para su candidatura a gobernador de la Provincia de Buenos Aires[1].

Más allá de la hipótesis que la Presidente no cumplió lo acordado, o si en realidad solo hay desavenencias, lo concreto es que CFK no fue recibida por Francisco en EEUU, y con o sin pacto de Santa Marta salta a la vista que la relación entre ambos jefes de estado dista de ser la mejor. Entonces cabe preguntarse que indica este evento, y que pasará con Scioli, único beneficiado sobreviviente del pacto, o de la sintonía, entre Francisco y CFK.

Está claro que la Presidente siempre quiso tener en Roma un Francisco a favor y no un Jorge en contra, y que aceptó ciertas condiciones, con o sin el Pacto de Santa Marta, que cumplió en parte, por ejemplo con el nombramiento de Valdés, pero que llegadas las urgencias electorales hizo lo conveniente a sus intereses. Las armonías trascendentales se sacrificaron en el altar de la necesidad elemental de ganar para zafar.

La coincidencia Francisco-CFK pasaba por devolver el poder al PJ, dónde el Kirchnerismo como tal conservaba alguna chance de sobrevida en el ejecutivo nacional con Randazzo candidato a presidente, y prácticamente ninguna en la Provincia de Buenos Aires. La verdad es que esto era poco admisible para la presidenta. Randazzo no tenía chances ni era confiable para sus intenciones y tenía razón, quedo demostrado con el rechazo a bajarse a la PBA, dejando clara la vocación de independencia, comparable solamente con la mostrada por Massa.

Así las cosas CFK optó por Aníbal y Zannini, lo cual fue, a su modo de ver, el armado que le dejaría más poder, y menores perjuicios que cumplir con los deseos o las palabras empeñadas con Francisco a quien en los hechos, más allá de lo protocolar, lo respeta como cuando se llamaba Jorge.

Lo sucedido permite percibir como es visualizado Scioli. Para el Kirchnerismo es un salvoconducto electoral y a la vez un presidente controlable. Para Francisco es el presidenciable más compatible con su pensamiento y estilo, que necesitaba imperiosamente ser fortalecido frente al Kirchnerismo ganándole en una PASO, y así Scioli tenía la posibilidad de armar sus propias listas en todo el país, purificándolas de figuras ajenas o electoralmente incorrectas.

El Pacto de Santa Marta está vigente, o lo que es lo mismo, la vocación de injerencia de Francisco esta intacta. La no entrevista con CFK en EEUU fue una forma indirecta de minimizar políticamente a la Presidente y de abrir espacio a Scioli, al igual que la permanente crítica -cronológicamente electoral- que el clero viene realizando en temas tales como el narcotráfico, la pobreza y la corrupción, lo es contra Aníbal que no puede representar esa demanda y sin embargo si la pueden contener tanto Solá como Vidal.

Las acciones de Francisco son entendibles en un escenario de desavenencias e incumplimientos, pero también muestran su estrategia de aproximación indirecta, ese ir por su objetivo en forma permanente pero por caminos alternativos. Jamás atacará a CFK o al FPV con nombre y apellido sino que en ese espacio vigoriza a Scioli despriorizando encuentros con la Presidente. Jamás atacará a Aníbal, levantará la demanda de un perfil de candidato que está en sus antípodas. Es bueno tener presente que, más allá de la coyuntura electoral, es impensable que la agenda de Francisco sea modificada por una elección, pero si es previsible que sea ordenada en el espacio y en el tiempo de la mejor manera, para imponerla con la persona que en cada momento sea la adecuada. Sutil, perseverante, efectivo y consciente que la misión pastoral ocurre en el mundo.

Mientras todo esto sucede, las decisiones de Scioli y su campaña se mantienen invariables. Confiado en los números, se ve ganador en primera vuelta y por eso hay pocas señales para sumar votos de sectores que ya no se hayan expresado dentro del FPV, y convencido de lograr la ventaja necesaria del 10% a partir de la división de sus oponentes. La coordinación entre CFK y Scioli es inexistente, muy probablemente Scioli estaría mucho mejor liderando tranquilo su campaña, y hay que ver si las acciones de Francisco resultan de ayuda a Scioli o a alguien más, queda un mes por delante para saber, o quizás más.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 25 de septiembre de 2015

 

[1] Para leer la nota ir al Link http://www.cronista.com/internacionales/Cristina-no-cumplio-con-su-promesa-y-Francisco-la-congelo-20150924-0081.html

 

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.