DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 25 – El portazo de Randazzo

german gegenschatz

 

 

 

Si hay algo complejo en la política son los cierres, es el momento en que se definen las candidaturas y cuando las debilidades son inocultables. Es importante racionalizar el proceso de cierre de lista del FPV porque nos lleva a comprender cual es la composición de esa elite que se forma para disputar el poder, sus fortalezas y debilidades, que lealtades y que rencores genera.

Puede ser que no más de cinco personas conozcan de primera mano como fue la elección de Scioli, los demás podemos remontar desde las visibles decisiones tomadas a las razones que son ocultas. Con estas limitaciones parto de la base de considerar que Scioli fue una decisión forzada de Cristina, y que Zannini es un tutor para garantizar la continuidad de lo bueno (y lo malo). Nunca sabremos si Zannini era el sueño de Randazzo, pero si sabemos que su “operador” es vice de su competidor y que lo dejó afuera. Hay cuestiones muy evidentes: Randazzo no fue parte de la decisión, y su negativa a competir como Gobernador de Buenos Aires quemó buena parte de la estrategia pensada por Cristina y Zannini, al optar por Scioli Presidente.

Lo más razonable es pensar que Cristina quería poner de gobernador de Buenos Aires un enemigo de Scioli o por lo menos un incondicional propio, que además le garantice ganar y llenar las listas de Diputados Nacionales. El ideal era Randazzo, pero le salió mal. Randazzo creyó una decisión tomada que era el candidato de la comisario a Presidente, y resulta que la comisario pudo poner solo el Vicepresidente, novedad para Randazzo, y resulta que Randazzo no aceptó ser candidato para gobernar Buenos Aires, novedad para la comisario.

Con el tema de Boudou presente podemos afirmar que las movidas políticas de Randazzo provocan temblores en el gobierno, y este portazo pintado con cantidades idénticas de obediencia y castigo, de amor y venganza, ya trajo consecuencias electorales, claramente bajó la competitividad del FPV en la provincia de Buenos Aires, porque el costo electoral de Zannini no tiene compensación por la negativa de Randazzo, quizás esta sea la verdadera razón por la que recibió tantas felicitaciones de la oposición.

El portazo de Randazzo, sean cuales fueren las razones que lo determinaron, habilitó la apertura de interna en la categoría de Gobernador de Buenos Aires. En definitiva, el candidato a presidente del FPV lo puso las encuestas y es Scioli, y el candidato a Gobernador de Buenos Aires lo pondrá la gente votando.

De los candidatos a gobernar Buenos Aires hay uno que se propone solo, otro que lo pone Cristina y un tercero que lo “sugiere” Francisco, me refiero a Espinoza, Aníbal Fernández y Julián Domínguez. Quizás alguno de los tres, en estas horas, sufra un baño de humildad, después de todo hasta el pato empezó a renguear, y Scioli lo vió primero.

 Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 19 de junio de 2015

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.