DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 22 – A ojo de buen cubero

german gegenschatz

 

 

 

 

En nuestros días vivimos midiendo y podemos medir con exactitud casi todo, pero no siempre la idea es medir bien. En política la medición típica es la encuesta. Es parte de la campaña ir viendo cuanto “mide” tal candidato o fuerza política, pero también es la forma de agigantar o minimizar a cualquiera. Sin encuestas confiables hay que buscar otro recurso.

Hace dos siglos existía el cubero, que era quien sacaba las “cubas, repletas de desechos humanos, del interior de las minas de México. El cubero no tenía nada para medir el llenado de la cuba, de ahí que la frase “a ojo de buen cubero” indica la habilidad del cubero, con una mirada rápida, de medir el contenido óptimo de la cuba para no volcárselo encima mientras la transportaba sobre su hombro.

La idea es utilizar el método del cubero, para no terminar engañados por las mediciones comprometidas en agigantar o minimizar competidores y visualizar, con una mirada rápida, que chances tiene cada fuerza de una manera simple y realista.

Si vemos las ciudades de un millón de habitantes para arriba tenemos Buenos Aires (3 mill.), Rosario (1 mill.), La Matanza (1.8 mill.) y Córdoba (1.3), las cuatro suman 7.1 millones de habitantes de los cuales la Matanza es gobernada por el FPV, es decir, un cuarto oficialista, el resto es oposición.

La Provincia de Buenos Aires tiene 16.6 millones de habitantes de los cuales votan, mas o menos, 11.5 millones. Esa masa de votos las podemos razonar mejor si la dividimos en tres grupos, la Primera y la Tercera sección electoral tienen 4 millones de votantes cada una, y el resto de la provincia con 3,5 millones. Entonces decimos que la Primera sección es del Frente Renovador pero bajando a favor del FPV y la 3° del FPV creciendo, ambas tendencias no son ni bruscas ni estables por dos razones, es discutible que tanto pierde el Frente Renovador y que tanto gana de ese espacio el FPV y el PRO. En el resto de la provincia la UCR tiene su mejor desempeño y por tanto, junto con la Primera sección electoral, es el espacio dónde el PRO puede llegar a sumar.

Solamente mirando las ciudades millonarias (menos La Matanza), más la provincia de Buenos Aires, podemos decir que: el PRO no tiene chances nacionales si no logra superar el 25% de los votos en la provincia de Buenos Aires, dónde el Frente Renovador superó el 43% en 2013. Al mismo tiempo el FPV no puede ganar en primera vuelta si hay una tercera fuerza con más del 20% o bien en la PBA, o bien con el 20%, o muy poco menos, en todo el país.

Entonces a las encuestadoras que dan ganador en primera vuelta al FPV, o a quienes especulan con que están cerca de ganar en primera vuelta mientras haya tres jugadores en la cancha, se les puede sugerir que ajusten sus números a “ojo de buen cubero”, y que tomen conciencia del tiempo, para llegar a razonar en modo “alta volatilidad”. Creo que en vez de afirmar que hay un ganador se puede decir que como están las cosas y ponderando el tiempo que falta cualquiera puede ganar, pero en segunda vuelta.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 29 de Mayo de 2015.

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.