DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 2 – Ordenando lo recibido

german gegenschatz

 

 

 

 

Observando lo ocurrido en los últimos 17 días hábiles administrativos de gobierno, vemos un amplio despliegue de decisiones que ya definen claramente, sobre qué directrices se llevarán adelante las principales áreas de gobierno.

La justicia tuvo una señal significativa, de ida y vuelta. El gobierno intentó poner en funciones dos jueces en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, los Dres. Rosatti y Rosenkrant, mediante Decreto Nº 83/2015. Sostuvimos la legalidad del Decreto y la amplia divergencia en la valoración política de la medida[1]. Concluidos los sacudones de la sorpresa quedó claro que la justicia, mediante gestos de su máximo tribunal y el acuerdo de sus ministros del día 16/12/15[2], avalaron la legalidad del Decreto, y los sectores políticos aliados al gobierno y sus opositores se manifestaron con fuerza impugnando la constitucionalidad de la medida, sin que ello signifique un cuestionamiento a las personas propuestas. Es temprano para adelantar un juicio de valor sobre la medida, depende de la ventana de negociación abierta tras dilatar la asunción de los propuestos, pero ya vislumbramos que la medida no afectó la relación del Poder Ejecutivo con el Poder Judicial, el Presidente dejó bien en claro que va a usar, a fondo, todo el poder que tiene a disposición y que la idea es proponer personas profesional y personalmente intachables para completar la Corte Suprema.

En materia de seguridad la fuga de los condenados por el triple crimen, que viene ocupando generosamente las pantallas televisivas, tiene dos lecturas. La primera podemos llamarla inmediatista ya que evalúa si la policía es o no eficiente en recapturar los prófugos y ven, cada día que pasa sin lograrlo, un desgaste en el prestigio del gobierno. La difusión de esta visión la atribuyo a los residuos del razonamiento superficial de los hechos que acostumbraba realizar el kirchnerismo. La segunda lectura es aquella que ve en la dudosa “fuga” de los reos y la dificultad de su recaptura, una manifestación clara del daño institucional y operativo provocado deliberadamente a las fuerzas policiales bonaerenses por la administración saliente, con la clara intención de facilitar el narcotráfico y otras corruptelas practicadas desde el poder.

El saldo político de este raid de impunidad es positivo para la imagen del gobierno por varias razones, entre ellas, por la demolición del prestigio de aquellos a quienes desplazó el 10 de diciembre, que protagonizan el triste espectáculo de las acusaciones recíprocas, y porque todo este desastre permite demostrar la determinación del gobierno de Vidal y de Macri para transitar el camino prometido en materia de seguridad, aún con lo poco que queda de la fuerza policial, sin ceder a negociaciones, rendiciones simuladas o falsos logros. Más allá de errores de instancias presentes o futuras en esta tarea, la población evaluará siempre favorablemente la determinación y perseverancia de combatir la delincuencia.

Hace varias décadas en Argentina, que los integrantes de los cuerpos legislativos son seleccionados por los conductores políticos de los distintos espacios, a dedo, esto produce una distorsión respecto de a quien representan, que se evidenció en la Provincia de Buenos Aires al tratarse el presupuesto. Mientras los legisladores evitaron su sanción obedeciendo, supuestamente, una orden de la ex-presidente, los intendentes apoyaron su aprobación y abrieron un canal directo con la gobernadora Vidal, por la necesidad de satisfacer con buena gestión a sus electores, que ya no es un dirigente, sino toda una comunidad de ciudadanos que los votó, sentando a los legisladores junto con ellos en la mesa de negociación. Esta circunstancia es un aviso de que puede suceder si se producen bloqueos irracionales a iniciativas del oficialismo en el congreso, y como los actores políticos de oposición sensata como Sergio Massa, toman protagonismo decisivo en estas coyunturas.

La economía muestra, al menos en su política monetaria, cierto paralelo la política aplicada por Juan Carlos Fábrega desde noviembre de 2013, que consistió en: una devaluación para dar tiempo al ajuste fiscal (una suba del 23% del dólar oficial en 01/2014), y la absorción del sobrante de pesos en plaza para fortalecer la demanda de la moneda nacional, evitado su corrida hacia el dólar. De esta manera logró conservar las reservas en un nivel de 28 mil millones durante prácticamente un año y moderar la inflación, aunque todo fue en vano por la falta de un ordenamiento y coherencia fiscal en la gestión de Kicillof, más el desenfreno en la emisión monetaria ocurrido durante la gestión de Vanoli.

Desde el 10/12/2015, la administración actual abrió el cepo cambiario e inauguró una era de flotación administrada en el mercado de cambios, y por tanto se verificó un acomodamiento del dólar hasta alcanzar los valores actuales. Simultáneamente, el BCRA absorbió ya más de 67 mil millones de pesos sobrantes mediante Lebacs y otras herramientas monetarias, fortaleciendo la demanda de pesos y, a diferencia de la administración anterior, ahora sí hay algunas señales de tener una mayor disciplina fiscal sin llegar a ser un ajuste fiscal clásico sino que, por el contrario, se decidió activar las economías regionales mediante la quita de retenciones a la actividad industrial y a casi todos los productos agropecuarios, buscando así reactivar la actividad económica para, con la mayor recaudación proveniente de la reactivación económica y la racionalidad en el gasto, equilibrar las cuentas fiscales.

Podemos concluir que las políticas iniciadas desde el 10/12 son identitarias y signadas por la moderación, ya podemos percibir un nuevo estilo de gobierno, tuvimos un fin de año con paz social mientras se va recreando un clima de previsibilidad en materia económica, contradiciendo así los pronósticos de catástrofes económicas y protestas sociales que solo existen todavía en el imaginario de algunos pocos.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 8 de enero de 2016.

[1] Se puede ver en este portal: Semana 51 – El arranque económico y político

[2] El acuerdo de ministros del día 16/12/15 destacó la necesidad de integrar la corte con sus cinco miembros, que el Poder Ejecutivo decidió tramitar rápidamente los pliegos de los candidatos propuestos en el Senado de la Nación y convalidó la vigencia del polémico Decreto Nº 83/2015, todo un aviso del destino final de rechazo que espera a ciertos amparos concedidos aisladamente contra la aplicación del Decreto Nº 83/2015.

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina