DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 18 – El desafío de Vélez

german gegenschatz

 

 

 

 

Ayer, 1º de mayo, Sergio Massa lanzó su candidatura presidencial. Es el primero en hacerlo formalmente, al igual que fue el primero que enfrentó al gobierno con éxito en el 2013.

El evento movió el tablero político por la contundencia del acto en sí mismo pero fundamentalmente porque rompe con la paz aconsejada e impuesta por las consultoras de márketing político, verdaderos actores de este tiempo electoral. Massa cargó el discurso con definiciones en casi todos los temas.

Hasta ahora la campaña caminó entre la insustancialidad de la idea de continuidad, sembrando miedo hacia el futuro y eludiendo dar respuesta a las realidades adversas de una gestión de 12 años, y contra eso está la propuesta por ahora más estética que política del PRO, ya que cuando arriesga una solución concreta, como el caso del cepo, merma el apoyo o frena su crecimiento. Por los problemas existentes o por las soluciones que se tienen en cartera, ni Scioli ni Macri pueden dar definiciones si quieren ganar, al menos eso piensan o les aconsejan.

Massa rompió este cuadro estático y definió las directrices de las políticas de su futuro gobierno con claridad, recurriendo a metáforas efectivas en el imaginario popular y temerarias para ciertos ganadores estables de cuanto gobierno hubo. Esto explica porqué Massa no ocupa las primeras planas de los medios masivos, ni opositores ni militantes, contra quienes también tuvo sus palabras cuando propuso que la oposición y los temas provinciales tengan parte en la televisión pública.

Blindar la frontera con el ejército y la gendarmería, equipar la fuerza aérea y sancionar una ley de derribos es mala noticia para el narcotráfico que recibieron la paciencia, cuanto no el acompañamiento, de varios políticos de peso. Decir que le da asco la corrupción y que va a meter presos a los corruptos es mala noticia para muchos poderosos, políticos o no. Usar la figura de Zaffaroni, y a esa justicia militante que se autoindulta llamándose “legítima”, como padres de la inseguridad tranquiliza poco a muchos funcionarios con poder e impunidad. Finalmente tampoco es “políticamente correcto” señalar al juego, la minería y las finanzas como sectores que deben ser redefinidos en cuanto a sus aportes a las arcas públicas y a su funcionamiento.

En todo el discurso omitió nombrar a Macri o Scioli, pero hizo una alusión clara al ubicarse entre el ajuste y la impunidad. Todos los cañones, sin excepción, apuntaron a marcar los cambios respecto de políticas nacionales y describió al candidato oficial como “un servil lorito que repite y repite lo que le dictan desde la Casa Rosada” y prometió “”borrar a los «ñoquis» de La Cámpora que nos quieren dejar de parásitos en el Estado”.

En el acto de Vélez quedó bastante definido el anclaje de la propuesta del Frente Renovador. Creo que en su conjunto excede el encasillamiento bajo etiquetas de izquierda o derecha. Parece mejor rescatar las tres definiciones centrales: poner en marcha un criterio de gestión de los poderes del estado más profesional que militante, proponer una convivencia en paz y bajo leyes claras contra el delito y la corrupción, más una salida de los problemas económicos gradual que incluye baja de impuestos atados a la inversión, cuidado de los sectores trabajadores y estímulo a sectores que con amplitud podemos señalar como productivos.

El acompañamiento al Frente Renovador quedó plasmado con la concurrencia de sectores políticos de todo el país, pero también con el apoyo de referentes sindicales y radicales presentes de distintas formas en el acto. El Massa de Vélez fue rico en definiciones, algo escaso en los candidatos y muy demandado por la gente, pero también dejó planteado un desafío enorme a Scioli, Macri y todos los candidatos presidenciales, poniéndolos en el brete de no definir que van a hacer con el país y pagar los costos de no hacerlo, o entrar en el jabonoso terreno de las propuestas.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 2 de mayo de 2015.

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.