DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 16 – Macri en el espejo del Chacho

german gegenschatz

Hoy la novedad y lo mediático vuelve a formar un frente con la UCR. Macri y el PRO sería lo nuevo y mediático que logra armar un frente con el apoyo orgánico de la UCR. Esto invita a mirar la historia de la Alianza y ver diferencias y similitudes que nos permitan comprender el presente político.

Antes la novedad fue encarnada por el FREPASO del Chacho y Meijide. El camino de la “Alianza por la Justicia, el Trabajo y la Educación” debutó con el ajustado triunfo en las elecciones de 1997, con las listas de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y de la Provincia de Buenos Aires (PBA) encabezadas por el FREPASO y las demás por los radicales.

En 1999 los candidatos novedosos y mediáticos, portadores del cambio, esa “nueva política” del tándem Álvarez-Meijide, fueron desplazados por la UCR en la discusión interna por la presidencia de la Nación, y así resultaron electos De la Rúa-Alvarez y vencidos Duhalde-Ortega. Los delfines de los medios jugaron el partido fuerte, la PBA, y la fórmula Fernández Meijide-Melchor Posse, apoyados por la experimentada dupla de asesores de campaña David Ratto y Ramiro Agulla, perdieron contra la fórmula peronista “Carlos Ruckauf-Felipe Solá”.

En el presente el radicalismo llega dividido en los hechos. Al acuerdo de Macri con la UCR hay que restarle los referentes territoriales fuertes de Jujuy (Morales), Tucumán (Cano), Corrientes (Artaza) Julio Martínez (La Rioja), Livio Gutiérrez, Alicia Azula y Roy Nikish (Chaco), Naidenoff (Formosa) y Federico Sciurano (Tierra del Fuego).

Cabe agregar que donde los radicales no están “cerrados” con Massa, o bien ganan solos (Mendoza) o pierden en manos del Peronismo (Córdoba, Misiones o Entre Ríos) o en manos de partidos provinciales (Neuquén).

En las provincias donde gobiernan referentes de perfil más peronista o filo FPV o bien partidos provinciales, es también Massa quien tiene mayor capacidad de disputa. Son los casos de Neuquén con Pereyra, PBA con De Narváez, Chubut con Das Neves, Catamarca con Raúl Jalil, Río Negro con Alberto Weretilneck, Entre Ríos con Adrián Fuertes-Busti-Garbino, y como si fuera poco, se conversa seriamente la posibilidad de una PASO con De la Sota como para integrar al Peronismo Federal, lo que agregaría por lo menos a Córdoba y San Luis.

Finalmente, otro punto a destacar es que donde Macri y Massa fueron a interna el ganador fue Massa, es el caso de las PASO por la intendencia de la ciudad de Salta.

Tras repasar este panorama podemos colegir que las PASO nacionales pueden ser más que difíciles para Macri. No está claro cuanto puede influir el voto radical en una interna si los radicales aliados a Massa no tienen disputa en sus territorios, si Stolbizer no tiene interna en PBA y si Posse da la interna a Vidal. Capítulo aparte es CABA, dónde las PASO nacionales pueden encontrar a Michetti ganadora de la interna y al votante radical de Carrió y Lousteau con el sobre libre para votar a Sanz.

Desde la Convención de la UCR en Gualeguaychú el PRO empezó el desgaste de una definición interna que pone a Macri en el espejo del Chacho, que enfrenta al dinamismo y la novedad mediáticamente exitosa frente a la inefable estructura partidaria de la centenaria UCR. Pero hay muchas diferencias, actualmente la UCR está repartida entre Massa y Macri y sin un líder como Alfonsín para alinearlos a todos.

A la interna PRO-UCR Macri la tiene ganada en los medios, como Chacho y Meijide eran los campeones mediáticos de La Alianza, pero la historia dice que lo mediático no alcanza, y el escenario presente sugiere que es muy pronto para afirmar quien tiene ganada la interna entre Macri y Sanz, aún cuando todo parece indicar que Sanz no tiene chance alguna, y mucho más todavía para aventurar como jugará el voto de los radicales alineados con Massa.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 17 de abril de 2015.

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.