DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 11 – La UCR define con riesgos de fractura

german gegenschatz

 

 

 

“Hasta ahora Macri ha sumado dirigentes radicales puntuales con la idea de neutralizar su presentación como candidatos que le disputen un espacio electoral.”

El 14 de marzo de 2015 se realiza la Convención Nacional (C.N.) Ordinaria de la U.C.R. con el objeto de definir la política de alianzas en relación a las elecciones nacionales y de parlamentarios del Mercosur 2015 y establecer los lineamientos para un programa de gobierno.

En la mente de los convencionales late la fractura del Radicalismo ocurrida en la C.N. del 9/11/1956 en Tucumán. Allí nacieron la UCRI de Frondizi y la UCRP de Balbín. Hoy, como ayer, está latente la fractura de la UCR, aunque no se trata de decidir qué hacer con un partido con chances de ganar por la proscripción del peronismo, no se trata de cómo perfilarse e interpelar a un poder militar para arrancarle una elección.

Ahora tenemos una UCR y un gobierno sin candidatos competitivos. La UCR busca con quien aliarse para ganar. El gobierno busca influir en los demás para frenar la pérdida de sus anclajes electorales en el progresismo y en buena parte del peronismo, para esto necesita despertar viejas antinomias, necesita gorilizar y derechizar a Macri y dinamitar a Massa, que es su enemigo más temido.

Hasta ahora Macri ha sumado dirigentes radicales puntuales con la idea de neutralizar su presentación como candidatos que le disputen un espacio electoral. No se observa que el PRO esté dispuesto a permeabilizar posturas y candidaturas para incorporar aliados, en este caso, a la UCR. Dos ejemplos, Carrió en CABA va por afuera, no se presenta personalmente y envía a perder la elección a Lousteau. En PBA, Posse (Intendente de San Isidro) se pasó al PRO con la idea de ser gobernador y hasta ahora vio como, días después de su pase, Macri le levantó la mano a María Eugenia Vidal para ese cargo.

Hay una idea subyacente en las conductas del PRO y es que la UCR es menos lo que les resta si se presentan solos que lo que le puede sumar al PRO si hay una alianza plena. Pero también hay encuestas, el PRO ha crecido sin la UCR y muy fuertemente. Quizas sumar la UCR sea aumentar capital político en la disputa simbólica con Massa mas que un tema de votos.

También Massa ha sumado dirigentes radicales, Cano en Tucumán, Morales en Jujuy, Naidenoff en Formosa, Artaza en Corrientes entre otros. Pero el Frente Renovador los suma y los coloca a la cabeza de los distritos de cada uno. Massa no los suma para después bajarlos y poner los suyos, sino que les respeta sus liderazgos locales y los potencia con su tracción electoral como candidato a Presidente.

A nivel Nacional Macri ha demostrado estar dispuesto a competir con otro en las PASO, por lo menos parece que admite a una Carrió disminuida por la implosión de UNEN y el no acompañamiento de la UCR. Massa no tiene definiciones al respecto, pero tampoco hay nadie que se le anime a competir dentro del Frente Renovador.

Esta disputa de con quién aliarse terminó con UNEN tras la huida de Carrió al PRO. La muerte de Nisman le bajó el precio a la UCR frente al PRO ya que este creció fuertemente en las encuestas. Pero también es cierto que Massa, antes y ahora, viene desarrollando una política de alianzas menos dolorosa para el partido centenario.

Con quien ir a la elección, con Macri o con Massa, será el centro de las discusiones con Sanz y Cobos como protagonistas. Solo Sanz y sus partidarios impulsan una alianza con un Macri fortalecido, todo lo demás está en discusión.

Sanz está convencido de seguir presuroso los pasos de Carrió. Cree que empujando su partido al PRO no le va a pasar lo de Posse. Ni tampoco lo de Lousteau, que venía bien hasta que se quedó sin Carrió para competir con el PRO en CABA; de la misma forma puede que la UCR se quede sin Cobos para competir por la presidencia, sin Naidenoff en Formosa, sin Cano en Tucumán, sin Morales en Jujuy, sin Artaza en Corrientes y así nos preguntamos, cuánto cederá el PRO a una UCR en esas condiciones.

La C.N. de la UCR tiene una decisión muy difícil por delante, en el pasado se fracturó frente a la oportunidad de ganar una elección, hoy puede dividirse más bien por las ambiciones de sus dirigentes frente a una elección que está lejos de ofrecer las chances de 1983, quizás sea el momento de evaluar más los costos que los beneficios en una realidad poco promisoria y frente a un electorado muchas veces impredecible.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 14 de marzo de 2015

 

 

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.