DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Periodistas o trabajadores periodistas

Omar Eduardo Alonso

 

 

 

Es una de las tantas paradojas que afectan a la actividad, que confunde y sin dudas atenta contra la actividad gremial del sector.

En todas las épocas, pero sobre todo actualmente con el espejismo generado con la multiplicidad de medios disponibles, se ha pensado al periodismo como una profesión y como tal alejada de las luchas cotidianas para que la actividad se desarrolle en condiciones dignas.

El mismo Estatuto del Periodista, ley 12908 no contribuye demasiado a esclarecer el tema pues define a la profesión pero en un marco exclusivamente de relación de dependencia laboral. De manera taxativa se estipula que el periodista es tal sólo si trabaja para alguna empresa del rubro.

No es extraño entonces que la confusión sea generalizada y la mayoría desdeñe a la acción sindical como instrumento de reivindicación. Se transforma así en una actividad en la que cada cual cuida lo suyo sin importar mucho lo que ocurre con su colega.

Cuesta mucho, demasiado, exhortar a que se privilegie la condición de trabajador como paso indispensable para garantizar un marco adecuado al desarrollo profesional.

Sobre todo en el interior del país. En las grandes urbes pareciera existir una mayor concientización.

Dicho esto, es interesante observar que, sin embargo, en los últimos meses hubo una actividad gremial que se tradujo en expresiones concretas de protesta que obligaron a destrabar una discusión paritaria que se observó como muy dificultosa.

Los gremios de base de la FATPREN desarrollaron, creo que por primera vez en muchas décadas, manifestaciones públicas de protesta poniendo en evidencia una pertinaz negativa de las empresas nucleadas en ADIRA.

Los medios nucleados en la Asociación de Diarios de la República Argentina denostaron en sus páginas y multiplicaron el mensaje en los medios electrónicos, el reclamo que se hizo frente al domicilio del titular de la entidad y de su empresa.

Es un mecanismo absolutamente novedoso para los gremios de prensa aunque de recurrencia habitual por otros sindicatos más importantes. Pero sin dudas fue el único camino posible para que finalmente se avanzara hasta una solución intermedia acordada por las partes.

Lo cierto es que de esa manera se cerró un aumento salarial de alrededor del 30% con variantes de pago que se consideraron aceptables.

Fue un paso previo para discutir otras cuestiones, como el aumento del porcentual por antigüedad, por ejemplo, en el marco del convenio 541/08. Pero es un paso.

Como siempre, los beneficios alcanzados por estas “repudiables” manifestaciones, también incluirán a aquellos que cómodamente sentados en una redacción creen ser los profesionales periodistas cuya condición es duramente desmentida al momento de percibir sus haberes.

Mientras todo esto pasó, ahora se llegó al hartazgo con ARPA, la Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas, entidad que nunca quiso discutir un convenio de alcance nacional para los periodistas. Al momento de escribir estas líneas, la intersindical radial aplica medidas de fuerza ante las miserables propuestas que la entidad patronal ofrece en las paritarias de operadores y locutores.

Paradójicamente en la mayoría de las radios del interior del país parece que nada estuviera ocurriendo.

Por Omar Eduardo Alonso

image_pdf
The following two tabs change content below.
Omar Eduardo Alonso
Omar Eduardo Alonso Periodista en LU 24 Radio Tres Arroyos. Secretario General del Sindicato de Prensa de Tres Arroyos (PBA).
Omar Eduardo Alonso

Latest posts by Omar Eduardo Alonso (see all)

COMENTARIO CERRADO.