DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Mentes Colonizadas

eduardo abrevaya

 

 

 

 

Los hechos: Lino Villar Cataldo fue asaltado violentamente; hizo lo que cualquiera hubiera (o debiera hacer) hecho ante el peligro: se defendió y como consecuencia el agresor murió, no buscaba matarlo, buscaba terminar con la agresión y defender sus derechos. No lo motivó ni el odio ni la venganza; lo motivó el instinto de supervivencia, que es innato por ser instinto ¿se entiende? La interpretación de los hechos: Lino Villar Cataldo, paraguayo de origen humilde, venido  a la Argentina desde muy chico, que vivió en una villa miseria, y a pesar de eso, trabajó, estudió y con enormes sacrificios y renunciamientos logró un día recibirse de médico; Lino Villar Cataldo ahora devuelve sus conocimientos a la sociedad en barrios humildes; con abnegación, con espíritu solidario, con entrega total cuida la salud de la gente que no puede pagar un médico ¡Lino Villar Cataldo es una persona extraordinaria! La interpretación de los hechos es necesaria para que la justicia haga lo que tiene y debe hacer: absolver de culpa y cargo al agredido ¿por qué es necesario interpretar los hechos? Porque hay que poner en perspectiva a quien se defendió de una agresión ilegítima, ilegítima, ilegítima; tiene que ser visto como un hombre bueno, trabajador, abnegado, generoso, humilde y para los humildes, buen padre de familia, buen esposo, buen ciudadano. Tiene que ser un ejemplo. Poseer un CV libre de toda mácula. Absurdo. Absurdo por donde se lo mire. El resultado de esta forma de pensar amañada es producto de  mentes colonizadas por la prédica hecha durante décadas y hasta el hartazgo por la horda garantista (falsa por supuesto ya que nunca garantizaron nada salvo sus propios e inexplicables privilegios). Necesitamos para no condenar por homicidio, que el que el agredido cumpla una interminable lista de requisitos personales y también necesitamos que los hechos se ajusten al patrón establecido (patrón que está fuera de la ley claro). Los personales ya los expuse. Los hechos no deben dejar lugar a ninguna duda por mínima que ésta sea, porque si existe una sola, necesariamente deberá el agredido ser condenado. Hemos de exigirle una conducta imposible. Hemos de exigirle haber sido herido más de una de vez y  además la herida debe haber sido hecho con arma de fuego (ser acuchillado, bastoneado, cachiporreado no basta). Hemos de exigirle al agredido la conducta de un entrenado comando, que hiere antes de matar, que mata solo a uno y nunca al otro que lo secunda si no es posible otra cosa. Hemos de exigirle no más de un disparo en su defensa. En segundos debe resolver como una perfecta máquina de defensa que evita causar daños innecesarios. Disparar a las piernas. Disparar a los brazos ¡Jamás disparar a la cabeza! Y todo debe ser resuelto en nada. No puede haber margen de error. Nunca. Un disparo es sospechoso, dos ya son exceso y más de dos es lisa y llanamente 20 años a la sombra. Lino Villar Cataldo no puede ser intercambiado por cualquiera. Cualquiera en su lugar será seguramente condenado y él está en duda. El Derecho y la Justicia no pueden y no deben funcionar así. No se debe ser Gandhi para estar habilitado a defenderse. Robledo Puch puesto en el lugar de Lino Villar Cataldo debería ser también no punible como reza y bien reza el Art. 34 del Código Penal de la Nación Argentina, si es que todavía seguimos siendo Nación. Pero hay dudas ¿cómo puede haber dudas? Hay dudas porque nos han colonizado. Y con la colonización nos han quitado nuestros derechos. De a poco, durante años, todos los días nos han obligado a discutir lo que no debe ser discutido. Así junto con nuestros derechos nos están quitando la vida. Derechos y vida van de la mano. Sin derechos no hay vida posible. En silencio marchamos hacia el matadero. Cada tanto le toca a otro. Y en silencio seguimos estando.

Por Eduardo Abrevaya

1 de septiembre de 2016

image_pdf
The following two tabs change content below.
Eduardo Abrevaya

Eduardo Abrevaya

Abogado, Computador Científico. Especialista en Derecho de la alta tecnología. Docente Universidad Siglo XXI
Eduardo Abrevaya

Latest posts by Eduardo Abrevaya (see all)