DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Los 150 años de San Miguel y Bella Vista

victoria armoa

 

 

 

 

 

Existen muchas historias que podría contar sobre ese período especial en el cual la Provincia de Buenos Aires fue un Estado Independiente.En un texto anterior me referí a la llegada del ferrocarril a nuestro país,en especial a lo que en la actualidad es el Conurbano.En esta ocasión me ocuparé de otro aspecto de ese período: la fundación de dos pueblos.Tanto la anterior historia como esta tienen muchos puntos en común, pero lo que resalta es la idea del Progreso y su búsqueda a cualquier costo.Podemos ver que el surgimiento de San José del Pilar (San Miguel) y Bella Vista encuentra sus raíces en este particular contexto.Recorramos a continuación su historia.

  1. La importancia de la agricultura.

La Provincia de Buenos Aires se hallaba desde hacía mucho tiempo ocupada en la producción pecuaria.Gran parte de sus recursos provenían de la exportación de cueros y carne salada (tasajo) de manera habitual.Pero durante la segunda mitad del SXIX,se comenzó a manifestar una preocupación por incentivar el desarrollo de otro tipo de producción relacionada con el campo:la agricultura.Podríamos mencionar dos razones para explicar dicha preocupación:una,la más concreta,vinculaba el alejamiento de la ganadería y reemplazo por la agricultura como un medio para propiciar la colonización de los territorios de la provincia.El otro,más ideológico,respondía al ideario que planteaba a la agricultura como una actividad más “racional”,más “civilizada” en la escala de evolución social.

En 1855 vecinos de la actual zona de San Miguel lograron que mediante una resolución gubernamental las tierras se denominaran “de pan llevar”, lo que significaba que podrían dedicarlas a la producción agrícola.Entre estos vecinos encontramos a Fortunato Poucely a Adolfo Sourdeaux, de quien ya he hablado en otra ocasión.Esta declaración,fechada el 2 de julio de 1855,constituyó un hito fundamental para ambos pueblos.

  1. El nacimiento de San Miguel y Bella Vista,en la mente de Sourdeaux.

Si bien un pueblo surge cuando la gente comienza a poblar un lugar determinado,podemos marcan algunos hitos determinantes que propiciaron ese poblamiento.Es lo que sucedió con el trazado de ambos pueblos por el Ingeniero Sourdeaux.En mayo de 1864,es decir hace 150 años,este ingeniero trazó el primer plano de lo que hoy es San Miguel y Bella Vista.Veamos ahora qué imaginó para el actual San Miguel.

En un principio,el nombre del pueblo fue San José del Pilar.El nombre San José  refería a un santo de su devoción mientras que Del Pilar conectaba al pueblo con su jurisdicción,entonces el Partido del Pilar.Meses más tarde,al pasar el territorio a pertenecer al naciente partido de Moreno, cambiará su nombre por el de San Miguel,también santo de su preferencia.

Analizando el trabajo del ingeniero podemos notar la fuerte influencia del tecnicismo,en el cual nada queda librado al azar.Ubicó a San Miguel al comienzo de una loma,en medio de la planicie y cerca de dos rutas que comenzaban a destacarse:al norte, el camino real de las postas al Pilar y la vía de comunicación que existía entre San Fernando y la zona, al oeste.Hoy en día, estas son las RN 8 y la RP 23.Se destaca la minuciosidad del detalle de su trazado,donde figuran inclusive las arboledas.Las manzanas de San Miguel fueron marcadas de forma lineal,pensadas para una futura cabecera de distrito.

En un plano posterior, Sourdeaux agregará más detalles a su trazado.Así,en 1872,el plano mostraba en el centro la plaza, en el mismo lugar donde se encuentra actualmente.Donde en la actualidad se halla la Escuela n° 1,había trazado una cruz en donde se iba a construir una capilla según el plan de su amigo Poucel.Cada una de las manzanas se hallaba delimitada cuidadosamente.En total sumaban 50, las cuales formaban un cuadrilátero, limitado por las actuales calles España e Italia ,Serranoy Farías.

Para Bella Vista,zona en la cual residía,pensó algo diferente.Las manzanas serían de mayor dimensión,las cuales darían lugar a quintas de veraneo.Es esta región donde Sourdeaux pensaba formar una población de origen francés.

  1. Primeros pasos para el poblamiento.

En seguida comenzó la venta de los terrenos de ambos pueblos.El 21 de septiembre de 1873 se realizó el primer loteo de San Miguel, que abarcó las tierras alrededor de la plaza.Podríamos delimitarlas :Italia hasta Agüero, Maestro D’elia hasta Zuviría.El segundo loteo,realizado tres años más tarde,abarcó el área desde España hasta Pueyrredón, Serrano hasta Gaspar Campos.

Bella Vista comenzó a ser loteado un poco después,a partir de 1875.Cabe destacar que los terrenos adquiridos eran más extensos,siguiendo el lineamiento de Sourdeaux.El martillero Ristorini,quien había estado a cargo de la tarea de San Miguel, se encargó de rematar todas las tierras de Bella Vista comprendidas entre las actuales calles Ricchieri hasta Gaspar Campos, y desde Pardo hasta el Río Reconquista.

  1. La herencia de un pensamiento

Se destaca que ambos pueblos vieron crecer su población rápidamente.Cada uno, sin embargo tuvo un desarrollo distinto.San Miguel estará más vinculado al trabajo, a la producción, al movimiento mientras que Bella Vista estará dedicado al descanso,al verde y al silencio.

Como puede verse,la idea que inspiró a Adolfo Sourdeaux en la creación de ambos pueblos en un plano ha tenido una importancia vital en el desarrollo concreto de los mismos.Hoy, a 150 años de ese primer esbozo en papel,aún se respira la fragancia de dinamismo y crecimiento que el ingeniero supo impregnar en sus pueblos soñados.Está en nosotros seguir haciendo cada día esos sueños realidad.

Por Victoria Armoa.

Gran Buenos Aires,6 de mayo de 2014.

image_pdf

COMENTARIO CERRADO.