DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Las primeras manifestaciones artísticas en San Miguel

victoria armoa

 

 

 

A la hora de conocer el sentir de un pueblo, conocer sus expresiones artísticas resulta fundamental. Podemos adentrarnos en su corazón, imaginando qué los emocionaba, qué sentían para así sentirnos más conectados con ellos. En las líneas siguientes indagaremos sobre los inicios del arte en las tierras de General Sarmiento.

1.Música

Según Eduardo Munzón, la primera organización musical de San Miguel se llamó Orquesta Sarmiento, que, integrada por exalumnos de las escuelas n° 1 y 2, hizo su debut el sábado 24 de mayo de 1908, a las 9 de la noche, en el Salón de la Sociedad Fratellanza Italiana. En esa oportunidad se pasaron algunas películas mudas y luego se bailó en honor a la Fiesta de la Revolución. Sonaron valses criollos, tangos amilngados, milongas.

Enseguida se armó el Centro Recreatvo y Musical Orfeón Argentino, el 5 de junio de 1908, con l objetivo de armar una orquesta y difundir música vernácula. Hizo su debut el 28 de septiembre de ese año, en el mismo salón de la Sociedad Italiana. Luego, se celebró con un gran asado con cuero.

También tuvieron protagonismo las bandas de música que actuaban en la plaza, tocando marchas, tangos, milongas y valses. La más prestigiosa la presidió Florentino Galli, con cuarenta integrantes, de uniforme color claro, tipo militar y tenían grados. Esas bandas actuaban en los canteros de la avenida Francia de Bella Vista.

Entre estos músicos populares se lo recuerda a Feliciano Ponce, quien fue un guardabarrera del ferrocarril Lacroze, en el cruce de las calles Moreno y Avenida Francia de Bella Vista, que pasaba todas las noches tocando el acordeón.

  1. Poesía gauchesca.

Don Francisco J. Díaz residió casi toda su vida en Bella Vista. En el año 1945, editó su principal libro “Un nieto de Martín Fierro”. Díaz habló sobre el país y las cosas que le tocó vivir. Estos son los primeros versos:

 

Aquí me pongo a cantar

Que por cantar me desvelo

Y en ello tengo un anhelo

De grata satisfacción

Más pido a todos perdón

Si a veces les tomo el pelo

La guitarra de mi abuelo

La pude hacer encolar

Y con ella va a cantar

Un nieto de Martín Fierro

(Si suena como cencerro

Lo tendrán que disculpar)

Otro poeta fue Moisés Benitez, cuyas obras fueron editadas en el periódico Ariel.

“Ah mis tiempos, si volvieran

P’andar en ese entrevero;

Ducho iba a ser el ternero

Quia mi tiro lo esquivara,

Aunqu’ el diablo disparara

Con el rabo enarbolao,

Donde l’echara un “volcao”

S’acabó l’a disparada,

Y con la guampa clavada,

Iba a quedar bien maniao”

“Ahura sólo la mozada

Se va a lucir en su estancia,

Y yo de güena distancia

M’conformaré mirando;

Mientras iré recordando

Los tiempos qu´ya se jueron

Y lo qu´mis ojos vieron

En aquellas tremolinas

De mañanas d’neblinas

Qu’ami cuerpo humedecieron”

3 .Cine

“Desde la fecha la empresa ”Gran Cinematógrafo Norteamericano” (última novedad) ofrecerá al público un espectáculo cuyo aparato constituye la última maravilla del siglo, pues está libre de todo movimiento y oscilaciones molestas

Teniendo en cuenta que el primero espectáculo resultó por sí una diversión atrayente y única en este pueblo, la empresa resolvió dar exhibiciones todos los sábados y domingos, a precios muy reducidos, mostrando un repertorio de vistas morales y seleccionadas. Para ello la empresa cuenta con el concurso de varias casas europeas”.

Así se anunciaban las primeras exhibiciones de cine de San Miguel allá por el año 1908. Sorprende realmente la prontitud con la que llegó la novedad del “Séptimo Arte” a San Miguel. Por supuesto, resultó todo un éxito. Tanto fue así, que al año siguiente, en el marco de la celebración del 9 de julio, se ofreció una función al aire libre en la  Plaza Principal.

  1. A manera de resumen

En estas breves líneas hemos podido enterarnos que la preocupación por el desarrollo artístico en la ciudad fue casi tan temprano como el surgimiento de la misma. Sin dudas, aquel pueblo que le presta atención al arte tiene mayores posibilidades de crecer y desarrollarse plenamente ya que el arte permite proyectar otras realidades, abriendo la mente a pensar que el mundo puede ser de otra manera. Y sólo a través del cambio permanente es que la sociedad puede crecer.

Por Victoria Armoa

Gran Buenos Aires, 8 de junio de 2015.

 

image_pdf

COMENTARIO CERRADO.