DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Semana 33 – La PASO 2015: como quedó el tablero

german gegenschatz

 

 

 

Si la elección se decidía en la Provincia de Buenos Aires, pues entonces habrá que esperar. Y además surgieron aspectos relevantes a considerar tras la PASO.

Aníbal Fernández muy probablemente tenga un techo electoral más bajo que Scioli y que el perdidoso Julián Domínguez. Esto indica que es probable que Scioli, en caso de ganar, tenga un Gobernador de Buenos Aires de otro signo político, como le sucedió a De La Rúa con Ruckauf.

Otro punto es diputados. Si en Octubre nada cambia sustancialmente de lo ocurrido en las PASO, el oficialismo puede perder 30 bancas y para arriba. Pero a su vez esa pérdida no implica el nacimiento de otra mayoría autónoma de signo contrario por tanto, gane quien gane y al menos en el arranque del nuevo gobierno, se necesitará formar un acuerdo con fuerzas opositoras para aprobar leyes.

Tampoco se vió el “Scioli moderado y seductor” después de las PASO, como algunos predijeron. En su lugar le dedicó el resultado obtenido al matrimonio Kirchner, afirmando su identidad Kirchnerista por sobre un perfil más abierto. Esto puede afectar la creencia dominante que, gane quien gane, habrá cambios importantes. Lentamente los candidatos están dejando de ser tan parecidos, y así se abre más aún el menú de resultados probables. De todas formas tras las PASO Scioli está más cerca que nunca de ganar en primera vuelta, depende en gran medida de Aníbal Fernández y la economía, necesita que ambos pasen lo más desapercibidos posible.

Si vemos los números fríos tenemos que:

  • En 2007 el FPV sacó 46.29% y el segundo 23.04%, la diferencia a favor fue de +23%. En 2011 el FPV sacó en las PASO 50.24% y el segundo 12.20%, la diferencia a favor fue de +38%. Ayer en las PASO Scioli sacó 38,41% y Macri 24%, la diferencia a favor fue de +12%, o si quieren el FPV 38,41 y Cambiemos el 30,7 y una diferencia a favor de +8%. Consecuentemente la evidencia empírica nos indica que hubo elecciones mejores con el FPV en el poder, concretamente todas, y en esas oportunidades anteriores hubo candidatos más atractivos que Aníbal para gobernador de la Provincia de Buenos Aires, nos referimos a Scioli.
  • En 2007 y 2011 observamos que la asistencia a votar era levemente superior al 80%, excepcionalmente ayer votaron alrededor de un 73% del padrón, lo cual quiere decir que podemos esperar una mayor asistencia a votar para Octubre, hasta un máximo estadístico de un 7-8% del padrón.
  • En esta etapa se definen quienes no clasifican para votar. Por lo tanto la PASO aporta un dato a considerar: cuantos votos buscarán un nuevo destino. Entonces tenemos que van a buscar otra boleta, por nombrar los más importantes: en la PBA los votantes de Dominguez (1.474.840), a nivel nacional los votantes de De La Sota (1.403.908), Sánz (756.777), Carrió (513.147) y Altamira (355.290).

Entonces, el cuadro grande de los números muestra que prácticamente un 20% del padrón nacional va a elegir nuevamente a quien votar, de los 6 candidatos a Presidente que clasificaron en la PASO. Ese 20% se compone por el 7-8% que no voto ayer y puede asistir a votar en octubre, más los 3.029.122 cuya primera opción de voto se vio frustrada, porque sus candidatos perdieron la PASO de sus frentes electorales. También puede haber cambios en PBA, siendo que allí hay un 19% del padrón bonaerense en danza tomando nada más que los votos de Domínguez.

Sin lugar a dudas que la PASO muestra una cierta orientación eventual de los votantes en general, lo cual no es igual que certeza. Indefectiblemente aquellos votantes de candidatos perdedores de internas, van a pensar otra vez para reacomodar sus prioridades entre candidatos que no tenían como primera opción, y esto puede hacer cambiar el panorama.

En definitiva la polarización matemática no se dió, la PASO no fue la “primera vuelta” como se decía, y nada nos puede asegurar que la primera vuelta sea la última. La polarización quedó para octubre, y que suceda dependerá de la política que despliegue cada candidato y de las prioridades del votante. En este sentido tuvimos la experiencia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dónde unos cuantos votaron a Michetti contra Macri, y cuando ésta quedo fuera de carrera votaron a Lousteau contra Macri, hasta el punto que el PRO casi pierde su bastión porteño. Observamos también que cada vez es pesa más en la decisión del voto la “persona” de los candidatos, creo que la acción polarizante de ciertos medios, y las acciones de los candidatos Scioli y Macri en el mismo sentido, tuvieron menos efecto que el deseado.

Con la PASO la clasificación a Octubre terminó, quedaron en carrera Scioli, Macri, Massa, Stolbizer, Del Caño y Rodríguez Saa. Todos ellos tendrán una oportunidad de ganar en la primera vuelta, si nadie lo logra solo dos de ellos tendrán la oportunidad de ganar en segunda vuelta. Tal como quedó el tablero electoral estimo que el final sigue abierto entre los tres primeros.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 10 de agosto de 2015

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.