DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

La Semana 6

german gegenschatz

 

 

 

Una Cadena Nacional que aceleró los movimientos sindicales mientras la campaña hacia el 2015 sigue en pleno desarrollo, aún así, ahora el panorama está más claro.

Cadena Nacional

La Cadena Nacional viene a matizar con alguna noticia más o menos buena el ajuste que se va haciendo sin interrupciones. La idea es ir amortiguando el impacto político negativo de las medidas que se aplican por necesidad  y que se saben impopulares.

El 22/1 la buena noticia fue el plan PROGRESAR. En esa semana se realizó la mayor devaluación de la década, 18%, el dólar oficial hizo techo en $ 8,30, se produjo el primer salto fuerte hacia arriba en los precios. Todo se fué agotando, el humor oficial con los piquetes a partir del evento en aeroparque del 31/1 cuando Berni dijo: “los ciudadanos estamos asqueados”, y ya el día anterior Caló había advertido: “a la gente no le esta alcanzando para comer”.

Esta aceleración de eventos forzó una nueva cadena nacional el 4/2. La buena noticia fue que la jubilación mínima aumenta según marca la ley a $2.757 y que la asignación escolar aumentó a $ 510. A partir de aquí se desvaneció la iniciativa de ahorrar dinero bajo un nuevo esquema del Fútbol para Todos, el BCRA subió al 28% las tasas de interés en pesos, se aumentaron los combustibles un 6% promedio, y se anunciaron dos aumentos más del 4% para los próximos meses.

En esta última cadena nacional fue muy notorio el enojo que transmitió la Presidente, con prácticamente todos los sectores, lo que no parece ser el mejor humor para sembrar tranquilidad y sumar apoyos en estos días difíciles.

Movimientos sindicales

Se piensa que la devaluación para ser efectiva, como mecanismo para recuperar un tipo de cambio competitivo, requiere que los trabajadores sindicalizados no obtengan una actualización de salarios que licue sus efectos. Esta convicción del gobierno es la causa que une a todos los sectores del sindicalismo a la hora de hablar de salarios, las divisiones se ven en los métodos y no en los fines, como aliados o como oponentes del gobierno piden lo mismo, una actualización salarial que no resigne poder de compra frente a la devaluación.

La decisión de no aportar a los trabajadores como sujetos del ajuste quedó a la vista cuando, al otro día de la última Cadena Nacional, los docentes pidieron el 61%, Moyano no bajó ni baja jamás del piso del 30%, y hasta hay casos en que piden un 100% como los municipales de San Miguel de Tucuman.

La iniciativa de reforma a la Ley de Asociaciones Sindicales, que tiene a Yasky como portador, fué la razón central de la serie un encuentros de Hugo Moyano con sectores políticos radicales, con el Pro y con De la Sota. Facundo Moyano, aliado de Massa, ya tiene su proyecto para que no haya cambios que amenacen el sistema vigente.

Como suele suceder, cada vez que el gremialismo recibe críticas generalizadas o amenazas desde el poder encuentra las coincidencias necesarias para unirse.

En campaña

La campaña hacia el 2015 sigue aceleradamente, desde gestos de diferenciación hasta encuentros de armado político se ven ya hoy, a 17 meses de las PASO 2015.

Scioli habla y propone a través de sus economistas y sus ministros. Massa, más libre, lo hace en todo momento y lugar, por sí y por intermedio de sus aliados. El panradicalismo + socialismo tira la soga entre sus sectores internos con una llamativa suavidad, hasta Carrió deja la puerta con la llave puesta para que Macri se sume.

Un punto en común es que se va asumiendo la necesidad de transitar el futuro de otra forma. Crece la idea de lograr ciertos acuerdos mínimos y permanentes, de discutirlos en un marco que evite la fragmentación, y que aporte a quien gane la elección fuerzas políticas y productivas reconciliadas y comprometidas en abandonar los paradigmas del enfrentamiento y las exclusiones selectivas como método y requisito para lograr el desarrollo.

Esta idea tiene su génesis en Roma, y está tomando fuerza en los sectores en pugna. Por dar un ejemplo, el Foro de Convergencia Empresarial de esta semana pudo tener algunas razones de coyuntura, pero claramente es un espacio abierto proyectado para generar acuerdos permanentes mirando a la etapa que se abrirá en 2015.

El panorama está más claro

Al final se trata de sacar circulante en moneda nacional para que no vaya al dólar, se trata de proteger y recomponer las reservas con un dólar quieto a $ 8, de presionar a la baja la recomposición salarial en paritarias y de arreglar los incumplimientos en el exterior para lograr crédito externo, y esta pendiente la actualización fuerte de tarifas pero ya vendrá.

El panorama está más claro, es un ajuste clásico en los instrumentos y creativo en las explicaciones, que se quiere hacer rápido para que sus impactos negativos finalicen lo más lejos posible del 2015, que se viene desarrollando a nivel nacional y provincial, y que afecta y afectará al sector privado y el sector público.

Más allá de las explicaciones y de los adjetivos, todos sabemos por lo menos dos cosas: que el ajuste era previsible e inevitable tal como venían las cosas y -fundamentalmente- la contracción del consumo que produce en las economías domésticas.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 7 de febrero de 2014

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.