DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

La Semana 18 – Déficit fiscal, la materia pendiente

german gegenschatz

 

 

 

 

 

 

 

El 28 de marzo enumeramos las razones políticas y económicas para ser optimistas acerca de nuestro futuro como Nación. Un mes después no hay razones para cambiar de opinión pero si vemos que ha llegado el momento de centrarse en la principal –aunque no la única- causa de la inflación que es el déficit, caso contrario el ajuste realizado tendrá un nuevo capítulo después del mundial.

El déficit fiscal es la diferencia entre lo que se gasta el estado y lo que recauda, y se dice que hay déficit cuando el gasto es mayor a la recaudación.

Sin eliminar el déficit fiscal la rueda de inflación impuestos y pobreza seguirá rodando.

Inflación, impuestos y pobreza.

La inflación opera en el bolsillo de los trabajadores como un impuesto que se cobra al momento de gastar su salario. Mientras el salario se mantiene estable los precios suben, entonces el trabajador puede comprar cada vez menos bienes. Por este efecto es que se le dice impuesto inflacionario, porque sale de nuestros bolsillos y va a pagar los gastos del estado, como si fuese fruto de la recaudación impositiva.

Lo mismo cabe decir de los impuestos excesivos. Éstos afectan la cantidad de dinero que se puede aplicar a la producción y al consumo, es decir que baja la cantidad de dinero que se puede reinvertir en las empresas en marcha e impide el nacimiento de nuevas empresas. El dinero recaudado en impuestos va, nuevamente, a pagar el gasto del estado.

Si el destino de los impuestos y la inflación es el pago del gasto público, entonces es evidente que este gasto público excesivo es la causa principal, no la única, de esa inflación excesiva y de esos impuestos asfixiantes que arrojan a la pobreza a millones de ciudadanos.

Ajuste y actividad económica.

En el sector privado hay caída de la actividad industrial en general y automotriz en particular, caída de la actividad de la construcción e inmobiliaria, caída del consumo de bienes y servicios, finalmente, mayor desempleo como informa la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC en unos 200.000 que han dejado de trabajar y otro tanto que no ha ingresado al trabajo por falta de oportunidades.

El INDEC también informa que se redujo en un 95% el superávit comercial que se redujo de U$S 811 mill a U$S 41 mill. y la razón de la caída fue la disminución de las ventas al exterior del 11% en productos industriales y del 42% en productos primarios.

En cuanto a las paritarias están cerrando por debajo del 30% como promedio, es decir por debajo de la inflación proyectada para el 2014 que, anualizando los valores del primer trimestre, estaría en el 36%. Se cumple lo querido por el gobierno que era una baja de salarios mediante un ajuste salarial por debajo de la inflación.

Estos son los grandes números que nos dicen que el sector privado pagó el ajuste, ya no hay mas espacio para ajustar. Los resultados inmediatos son que el estado tendrá menos actividad económica de donde sacar recursos para pagar sus gastos y hay una mayor pobreza y desempleo.

Déficit fiscal, la materia pendiente.

Desde 1983 hasta hoy la regla ha sido que el estado ha gastado por encima de las posibilidades de pago del sector privado, el déficit fiscal promedio ha sido del 2,6% del PBI. Esto significa que el estado nacional ha gastado siempre por encima de las posibilidad reales de pago de ese gasto público con el producido actividad económica genuina sin generar pobreza y desempleo.

imagen para la semana

Hay momentos en que el gasto público se ha pagado con deuda externa, otra con venta de bienes del estado, otras veces con mayores impuestos al campo, pero lo cierto es que ya no hay bienes del estado para vender, la deuda externa no disminuye y es difícil de conseguir y de pagarla, además la renta agraria no es permanente. Por tanto el gasto público no es sustentable bajo ninguna hipótesis que se analice.

Esa rueda de inflación impuestos y desempleo y pobreza es puesta en marcha por el déficit fiscal. Que el estado gaste dentro de las posibilidades reales de pago de nuestra economía y si es posible bien es la tarea pendiente, esto va a alentar la inversión privada productiva que genera el empleo necesario para eliminar la pobreza en forma definitiva.

Por Germán Gegenschatz.

Buenos Aires, 2 de mayo de 2014.

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.