DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

La Semana 16 – Paro General y después

german gegenschatz

 

 

 

 

 

Los primeros efectos del Paro General se producen en las dos puntas de las relaciones laborales, la de los trabajadores olvidados, aquellos que trabajan en negro, y la de aquellos que son sujetos de pago de impuestos a las ganancias. Ambos representan de alguna forma lo mismo, muestran las injusticias que genera una voluntad recaudadora sin límites, pone en evidencia la existencia de un círculo vicioso que nos empobrece, y abre la posibilidad de aprovechar la coyuntura crítica en la que estamos.

El trabajo en negro.

El trabajo en negro tiene lecturas emocionales y éticas, puede ser que haya algunos casos atribuibles a esto, pero no explican el grueso de la irregularidad laboral, no explican el porqué el sector público tiene la “patria monotributista” y el sector privado el empleado “en negro”, dos formas de no tener empleados inscriptos conforme a la ley.

En realidad el trabajo en negro es la forma de escaparse de la presión impositiva existente sobre las relaciones laborales. Esta presión afecta a trabajadores y empleadores provocando que ambos, por diferentes razones, prefieran remunerar o ser remunerados bajo un menú diferente que el salario en blanco, para eludir el impuesto a las ganancias, o los aportes sobre empleadores y trabajadores que establecen las leyes o todo a la vez.

El punto es que sea por decisión propia o por presión del empleador, quien no es remunerado en blanco mata su acceso a las obras sociales y a una jubilación, y suma todos los inconvenientes que significa no tener ingresos comprobables a la hora de acceder al sistema bancario, al crédito o para comprar determinados bienes. Es como carecer de ciudadanía social y económica.

El gráfico nos msalario brutouestra más que mil palabras porque millones de trabajadores perciben, total o parcialmente, en negro la remuneración por su trabajo.

Debemos llegar a un nuevo acuerdo social por el cual se aplique a los salarios una carga que no arroje millones de trabajadores a la informalidad, no bajará la recaudación, por el contrario, va a subir por ampliación del número de contribuyentes totales, y al mismo tiempo se cumple con una necesidad de hacer realidad la justicia social.

Impuesto a las ganancias.

Definir el impuesto a las ganancias es decir a partir de que punto una persona es rica, con cuánto dinero una persona vive con dignidad y cuando cruza ese umbral y pasa a vivir con lujos, o puede acceder a una vida holgada, más allá de satisfacer sus necesidades.

Otra forma de verlo es que se puede hablar de ganancias solo como remuneración del capital y no del trabajo, desde este punto de vista toda remuneración percibida bajo forma de salario no debe tributar impuesto a las ganancias.

Creo que es inmoral cobrar impuesto a las ganancias sobre el salario, es decir que soy partidario de no cobrar impuesto a las ganancias sobre el dinero que cobra una persona como salario. El impuesto a las ganancias debe ser aplicado a la renta obtenida por tenencias de capital y no según cuánto gana una persona en relación de dependencia bajo categorías contempladas en los convenios colectivos de trabajo.

La inflación y el círculo vicioso.

El Paro General puso sobre el tapete también el peor impuesto, la inflación, y con ello todo el esquema impositivo y de gastos del estado está en discusión.

Así como se repitieron saqueos en los supermercados, con la misma ilegalidad y violencia el estado saquea en continuado nuestros salarios con ese impuesto sin ley y sin límites que es la inflación, encima cuando baja el consumo aquellos que tienen empresas y comercios venden menos, cierran locales y empresas, y ahí la inflación también destruye el empleo. Una catástrofe con un causante, el gobierno que es el único que sigue gastando a manos llenas en un contexto de bolsillos y cuando no estómagos vacíos.

La democracia nos permite elegir el gobierno pero no pudimos lograr aún que el gobierno elegido haga lo que la ciudadanía quiere y le conviene que haga. La pregunta es por qué sucede esto.

Lo más evidente es que está instalado un círculo vicioso, hay una cadena de transmisión que permite que el gobernante elegido se apropie del estado y lo pueda gestionar en beneficio propio, y que un grupo reducido destruya y debilite las instituciones que conforman al estado para poder usar todos los mecanismos de extracción de recursos económicos posibles, haciendo víctimas a todos los ciudadanos.

Los eslabones de esa cadena son poner jueces que garantizan impunidad, cambiar fiscales que investigan por otros que no lo hacen, otorgarse a sí mismos poderes extraordinarios para cobrar impuestos y generar inflación, usar sus socios del sector privado para sacar dineros públicos mediante obras y servicios, enmudecer la publicación de lo que hacen comprando voces con pautas o medios enteros a través de amigos y podríamos seguir.

La ciudadanía fue siendo cada vez más víctima de este círculo vicioso que se fue construyendo y arraigando con el paso del tiempo, cada gobierno lo recibe le saca su beneficio y lo pasa mejorado al que sigue, dura porque conviene a algunos, a los suficientes para que permanezca mientras la pasividad y el voto de los perjudicados lo siga tolerando y eligiendo a cambio de migajas.

La inmensa pobreza que vemos a nuestro alrededor es causada por este círculo vicioso que se queda con la riqueza y conspira contra su generación. Parece una contradicción pero no lo es y lo explico.

La pobreza tiene dos motivos principales. El primero es porque el agobio de los impuestos y la inflación desalienta el trabajo individual y empresario que para que van a trabajar e invertir si lo producido termina en otra bolsa. El segundo es porque todo cambio económico/tecnológico produce nuevos actores y dinámicas políticas que amenazan el poder de los titulares del sistema de extracción que se unirán para evitar el cambio.

Estas no son cosas teóricas, la pueden verificar en la Argentina de hoy, vean solamente como se ha concentrado la riqueza en pocas manos, cualquiera sea el sector que se mire, eso es lo que se necesita para que el circulo vicioso siga vigente, que los actores económicos sean pocos y los que no son sus testaferros tengan su renta dependiente de un decreto o de un subsidio. Vean también como se expande la pobreza que puede ser un efecto no deseado pero es su fruto inevitable, y también están sujetos a la mera voluntad del gobierno el plan que los sostiene o el aumento que le permite a penas sobrevivir. De esta forma cada cual tiene su jaula colgada de la misma cadena.

Aprovechar la coyuntura crítica.

Los ciudadanos debemos aprovechar esta coyuntura crítica para recuperar la propiedad de nuestros recursos y tener el poder de disponer de nuestros salarios y ahorros íntegramente, sin que nos lo roben con impuestos excesivos e inflación, no es el estado sino cada trabajador bien pago y en blanco el que va activar mucho mejor la demanda de bienes y servicios generando consumo, y es quien genera el ahorro quien mejor puede decidir cómo invertirlo, estos son un solo un par de elementos básicos para construir un círculo mejor al que vivimos desde hace varias décadas casi sin interrupciones.

Por Germán Gegenschatz
Buenos Aires, 18 de abril de 2014

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.