DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Incongruencias: comunicación externa del HCN y el sistema político Argentino

juan mahlknecht

 

 

 

En la elección realizada el 27 octubre de 2013 para elegir a los diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires de la República Argentina, el electorado manifestó un mayor interés por la representación personal de los candidatos en lugar de optar por sus propuestas.

Este mismo fenómeno ocurrió en otros distritos provinciales, como en el caso de la provincia de Córdoba, y probablemente también a nivel municipal.

A pocos días de decidir los cordobeses quiénes los representarán en el Congreso de la Nación en los próximos cuatro años, pocas o nulas son las propuestas de sus candidatos.  El electorado deberá optar nuevamente entre la simpatía que le provoque o no, cada candidato. O sea, casi, casi, el mismo escenario de agosto ([P.A.S.O]) O habrá margen para una sorpresa que no se alcanza a visualizar. Pero de propuestas, lo que se dicen propuestas, casi nada […][1].

Aunque el sistema político argentino es proporcional (por la lista sábana) y no uninominal, los diputados y senadores nacionales en ejercicio comunican de manera individual y no en línea con el frente o partido político que integran, lo que debilita las instituciones y los partidos.

De esta manera, considero que es importante empezar a trabajar en una comunicación que esté en concordancia con el sistema político electoral y, a su vez, comprobar la posibilidad de que, aunque los dirigentes políticos necesitan de una participación activa en el escenario público, sean solamente los presidentes de cada uno de los bloques legislativos los voceros autorizados para comunicar ante la ciudadanía.

“El desconocimiento de los candidatos no depende del formato de la lista o boleta, sino de otros fenómenos como la desafección política o la apatía electoral[2].”

A primera vista considero que al delegar la comunicación externa exclusivamente en los jefes de bloque legislativos, aumentaría su conocimiento por parte de la opinión pública y obtendrían así una paulatina ecuanimidad ante el poder ejecutivo, lo que  fomentaría una republicana lucha por la representación social[3].

Deberíamos comprobar si posible este tipo de comunicación vertical[4] en un contexto de convivencia con las redes sociales, fenómeno que aumenta la comunicación con el público de interés sin intermediario alguno.


[1] KELLY, Jorge: “Una campaña electoral sin propuestas.”, Alfil, el diario para leer, Córdoba. http://diarioalfil.com.ar/2013/10/17/una-campana-electoral-sin-propuestas/

[2] Tula, M.I: “¿Por qué la lista sábana tiene mala prensa? Algunas observaciones sobre las consecuencias político-partidarias que trae su derogación.”, Documento de Políticas Públicas Nro.25, CIPPEC, Buenos Aires, mayo de 2006.

[3] Fernández Pedemonte, Damián: “La guerra de las representaciones.” En: La Gestión del Disenso. La comunicación gubernamental en problemas. Buenos Aires, diciembre de 2011. P 108 -113

[4] Vacas, Francisco: “La Comunicación Vertical. Medios personales y mercado de nicho.”, La Crujía Ediciones, Buenos Aires, 2010.

image_pdf
The following two tabs change content below.
Juan Mahlknecht

Juan Mahlknecht

COMENTARIO CERRADO.