DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

Francia muy complicada

andres valentini

 

 

 

 

La situación en Francia es complicada. Para algunos el atentado de Niza, se pudo evitar colocando bloques de cemento en las zonas de acceso vehicular, el 14 de julio pasado.

Pasamos toda la Eurocopa, sin ninguna tragedia. La seguridad era relativa, en especial en las FAN ZONE, bares y restaurantes. La sociedad sigue soportando los ataques terroristas, con dolor y tristeza, por ahora no existe la sensación de venganza y esperemos que no aparezca, pues las consecuencias son impredecibles.

El tipo humano que recluta la organización terrorista DAESH, son jóvenes con antecedentes penales menores, tráfico con estupefacientes, robos, portación de armas, violencia conyugal, consume drogas y alcohol, algunos cumplieron condenas efectivas en la cárcel, varios viajaron a Siria por intermedio de Turquía y  no demuestran ser muy practicantes con la religión, como por ejemplo con el Ramadan. Ahí el principal problema, justamente son marginales, en un pais con estancamiento económico y social.

El malestar social reinante se refleja en el ciudadano medio, pues se quejan de la asistencia económica y social del Estado de Bienestar en especial a los inmigrantes. Por otro lado, los sectores más humildes y marginados se quejan de falta de oportunidades para acceder a un trabajo y lograr el ascenso social.

Resumiendo son personas jóvenes fuera del sistema sin un futuro promisorio, por eso caen en la delincuencia común y enfrentándose con la Policía, cayendo presos y a veces condenados, y es donde su resentimiento social se incrementa.

Sobre este grupo es donde los radicalizadores comienzan su trabajo, lavado de cerebro y preparación para cometer atentados suicidas.

Ese punto es donde no hay marcha atrás, es un pasaje de ida y sin retorno.

El reciente atentado de Niza, se acerca más a este tipo. Un tunecino de 31 años con permiso de residencia en Francia, divorciado con 3 hijos y con condenas por delitos menores. El atentado ocurrió en la región de Francia donde la sociedad se encuentra más polarizada, gobernado por los Republicanos (centro derecha) donde venció en un ballotage muy ajustado a la ultra derecha de Le Pen.

Por ahora han detenido a 7 personas vinculados al suicida.

No estoy de acuerdo en estigmatizar, ni en las cuestiones Occidente vs Musulmanes. En todos los atentados cometidos, hay víctimas musulmanas y eran policías o soldados de Francia, o ciudadanos extranjeros como en Niza donde murieron tunecinos.

Recorriendo el país, uno puede notar esos jóvenes musulmanes marginales que tienen una actitud rebelde o de enfrentamiento a la Policía francesa, cuando los ven los insultan o desafían, peor en determinados barrios de Paris, Toulouse y Marsella, donde el ingreso de la Policía es mas difícil, para combatir a los traficantes de drogas, contrabandistas y bandas de ladrones.

Por ejemplo hace poco un joven se coloco un cinturón de explosivo falso, provocando una gran alarma y terror en ese momento. He presenciado en el último año, como los equipos especiales de la Policía explotaban bolsos o paquetes abandonados como supuestos bombas en Paris, bajo la torre Eiffel, en Toulouse en la estación de metro Caitole, y justo hoy en el Vieux Port de Marsella, lo que indica que deben existir cientos de falsas bombas que provocan un desgaste psicológico a largo plazo.

El primer lugar a combatir, es sobre los radicalizadores, los que lavan cerebros y ayudan y preparan los atentados suicidas sea en mezquitas, cárceles y sitios de internet. Sobre estos imanes se debe averiguar sus fuentes de financiamiento y colaboradores, condenarlos a todos por actividades terroristas.

Segundo vigilancia sobre las personas que fueron a Siria y retornaron a Francia. Actualmente hay 5000 a 6000 personas bajo supervisión, lo que es un costo altísimo para el Estado. Esa supervisión implica seguimientos, intervención de teléfonos, emails, controles sobre sus actividades en general.

Tercero coordinar tareas con las policías de otros países de Europa, en especial Bélgica y España.

La Policía francesa, por un lado debe reprimir los incidentes que provocan las manifestaciones estudiantiles y trabajadores en contra de la Ley de Trabajo propuesta por el gobierno de Hollande, generando rechazo de determinados sectores de la sociedad, tambien debe prevenir y luchar contra el terrorismo en su país y para finalizar debe cumplir con las leyes garantistas que limitan su accionar. Esto lleva a elevar sus quejas a sus superiores y al gobierno de Hollande.

Por último, sabemos que este tipo de accionar de lobos solitarios, sin preparación militar y dispuestos a suicidarse, es difícil de combatir en cualquier lugar del mundo, podemos prevenir aumentando la presencia policial, mas controles, pero estaremos conviviendo en este ambiente por mucho tiempo.

Por Andrés Valentini

17 de julio de 2016

image_pdf
The following two tabs change content below.
Andrés Valentini

Andrés Valentini

Trabajó como Director Casa de Bolsa Patagon.com