DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

El tercer eslabón del programa de Macri

diego corre

 

 

 

 

El Termómetro de Riqueza (TdeR) de Diego Giacomini y Javier Milei sirve para medir la competitividad y la herencia económica que dejó la administración de CFK, permitiendo compararla contra otras “herencias” anteriores. De acuerdo con el TdeR, durante 2003/2015 la gestión K destruyó más riqueza que cualquier Gobierno anterior en 1942/2003. En este sentido y en términos de este índice, la gestión K destruyó riqueza por -140 puntos, superando las dos peores experiencias previas: 1973/1975 (-121 puntos) y 1977/1982 (-111 puntos).

En este marco y según con el TdeR, la herencia económica recibida por el Gobierno de Cambiemos en diciembre de 2015 fue un -35% más complicada que la herencia recibida por Fernando de La Rúa en 1999. Es más: según nuestro índice, la gestión K dejó a nuestro país al borde de una crisis macroeconómica, ya que a fines del año pasado el TdeR (0,73) se ubicaba apenas por encima del valor crítico (0,6) a partir del cual la probabilidad de crisis aumenta en forma considerable.
Las agendas
Desde el primer momento, el nuevo Gobierno de Cambiemos entendió el riesgo de crisis que se enfrentaba y, en consecuencia, adoptó un paquete de medidas (de shock y graduales) tendiente a evitar la crisis, normalizar la economía, generar confianza y sentar las bases para (más adelante) tener posibilidades de volver a crecer tras cuatro años de estanflación (todo el segundo mandato de CFK).
Este paquete de medidas puede ser dividido en dos tramos. Un primer tramo con medidas de shock que apuntaron a evitar la crisis, como fueron la apertura del cepo, el sinceramiento cambiario y la salida del default. En este marco tuvo un papel fundamental la creación de un BCRA “normal”, que desarmó la bomba de los futuros y evitó la hiperinflación que asomaba con el exceso de oferta monetaria heredado y la apertura del cepo.
El segundo tramo de las medidas apunta a generar las condiciones macro para que la inversión repunte y se recuperar el sendero del crecimiento perdido.  Este tramo tiene al BCRA como su pilar fundamental, atacando la inflación con política monetaria. Además, también está la (parcial) normalización de las tarifas energéticas y la reducción (gradual) del déficit fiscal, que procuran generar las condiciones macroeconómicas para estimular la inversión y el crecimiento económico.
Pero, además, el Gobierno de Macri pretende que la mejora del entorno macroeconómico sea complementada con políticas que apunten directamente a estimular la inversión, la acumulación de capital, la productividad, el aumento de la capacidad de producción y la generación de empleo apuntalando, así, un proceso de crecimiento económico sustentable de largo plazo. Estas medidas complementarias son el tercer eslabón de la cadena del programa.
El Argentina Business & Investment Forum es una herramienta de política económica complementaria a la mejora del entorno macro, que procura favorecer y estimular en forma directa los procesos de inversión en todos los sectores de nuestra economía: la industria; los bienes de consumo; los servicios con valor agregado (turismo, informática, etcétera); agribusiness; energía (gas, petróleo y electricidad); las energías renovables (eólica e hidráulica); el transporte; la infraestructura (rutas, autopistas, puertos, aeropuertos y trenes) y las telecomunicaciones. Empresarios, capitalistas y funcionarios de todo el mundo asistirán interesados y atentos a las oportunidades que ofrece nuestro país.
Por Diego Giacomini
13 de septiembre de 2016
image_pdf
The following two tabs change content below.
Diego Giacomini
Master of Sciences in International Economics of University of Essex (UK) Consultor Económico Financiero Profesor de Dinero, Crédito y Bancos de la FCE de la UBA Profesor de grado y postgrado de Teoría Monetaria y Cambiaria de la USAL Especialista en inflación, tipo de cambio, política monetaria, dinero y manejo de Banco Central.