DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

El día de los marmotas

eduardo abrevaya

 

 

 

 

Viviendo el mismo día todos los días, eso es lo que le pasa a Phil (Bill Murray) un pronosticador del tiempo que queda atrapado en un mismo día de su vida y no puede salir, hasta que finalmente el hechizo es roto por el amor de Rita (Andy MacDowell) la hermosa reportera y compañera que lo acompaña.

Esta historia de ficción es perfectamente aplicable a la Argentina y a los argentinos, porque pareciera que  estamos viviendo el mismo día todos los días desde hace nada menos que casi cuarenta años -falta muy poco-. Una pesadilla. Nos levantamos por la mañana y siempre estamos en el mismo día. Hagamos lo que hagamos. Estamos detenidos en el tiempo.

Las declaraciones de casi todos los candidatos presidenciales están hechas mirando hacia el pasado, el pase de ‘facturas’ y la pregunta recurrente ¿Qué hacías vos en la dictadura? están todo el tiempo arriba de la mesa. Me pregunto si esto no será una manera de disimular el hecho de que no se les cae una idea, porque ninguno nos dice que va a hacer exactamente (no tangencialmente) sino en concreto con los temas más urticantes, que son decenas.

Porque todo en la Argentina necesita ser revisado, ese latiguillo que repiten unos y otros de que seguiremos con lo que está bien y modificaremos lo que está mal, es como decir que el sol sale por la mañana y se esconde por la noche, es decir no se dice nada de nada. La inflación galopante, el default, loa homicidios por todos lados y todos los días, los robos y ataques a la propiedad privada y pública, la malversación de fondos públicos a destajo, la impunidad, el Vicepresidente de la Nación procesado (igual que Mauri), la presidente sospechada de delitos gravísimos, el jefe de gabinete incriminado por homicidio y narcotráfico, deuda externa e interna impagable, entrega de territorio a otra potencia extranjera y basta por favor y todos absolutamente todos tirándose con los ’70 por la cabeza. Se escucha todo el tiempo, ‘dictadura militar’, ‘desaparecidos’, ‘Videla’ , ‘Massera’, ‘golpe’, ‘genocidas’. Estamos detenidos en el tiempo y no salimos. ¿Qué pasó que nos congelamos en un día del año 1976? ¿Será que estar siempre viviendo el mismo día sea el gran negocio de la clase política argentina? Porque si en vez de perder tantas energías en algo que ‘supuestamente’ está solucionado, ya que hay más de 1800 militares detenidos, procesados, condenados, y han muerto más de 350 en la cárcel, y todos son mayores de 65 años, los que tienen menos edad apenas tenían 20 años en el proceso ¿entonces? de que se trata todo esto de que un político lo acusa al otro por el papel que tuvo en la dictadura, que vos que yo y que la mar en coche.

Se trata lisa y llanamente de que es una forma de perpetuarse de la clase política, porque la verdad -la triste verdad-, no se les cae una idea,  no saben que hacer con el país, no saben cómo encauzar y liberar los enormes recursos físicos y humanos que existen y aprovecharlos como es debido para la verdadera y única liberación, esa que nos libere de los chorros, de los corruptos y de los asesinos que nos gobiernan. Acaso tendremos que como en la película –para liberarnos del hechizo- lograr el amor de Rita, pero para eso hay que tener claro quién y dónde está Rita. Podríamos probar mirando el mundo a nuestro alrededor, en una de esas Rita tenga un sobrenombre y ese sea ‘futuro’.

Por Eduardo Abrevaya

Buenos Aires, 6 de Agosto de 2015

image_pdf
The following two tabs change content below.
Eduardo Abrevaya

Eduardo Abrevaya

Abogado, Computador Científico. Especialista en Derecho de la alta tecnología. Docente Universidad Siglo XXI
Eduardo Abrevaya

Latest posts by Eduardo Abrevaya (see all)

COMENTARIO CERRADO.