DONDE TU OPINIÓN VALE

Close Icon
   
    

30 Años de Democracia

german gegenschatz

Sobre 11 presidentes 3 concluyeron los mandatos que iniciaron, aún así hemos logrado como sociedad reemplazar los puestos electivos dentro del marco legal establecido en la Constitución Nacional, solo esto ya es motivo suficiente de festejo, y también oportunidad para revisar algunas cosas, esas que no requieren inversión sino inmersión en nosotros mismos, vernos y ver como ser mejores.

Tenemos un problema con el apego voluntario a las leyes y también, porque negarlo, con el reconocer que la verdad puede estar en el otro y con el que nadie esta exento de equivocarse. Estas cuestiones aparentemente irrelevantes perjudican gravemente la convivencia entre nosotros mismos y la búsqueda de soluciones a los problemas comunes. Mejorar en esta cuestión es clave para posibilitar el permanecer juntos y mejorar sin violencias. Hagamos nuestro mejor esfuerzo para cumplir la ley siempre y para escuchar y entender al otro.

Renunciemos a las falacias, no estamos condenados al éxito, la riqueza de nuestro país es condición necesaria pero no es suficiente para vivir en paz y desarrollarnos. Es falsa y dañina la idea de que se puede tener algo bueno por generación espontánea. Es necesario perseverar y trabajar para obtener un logro y mantenerlo. Estemos siempre dispuestos para optar por el camino del trabajo.

La buena intención no alcanza. El hacer bien las cosas es fruto de la decisión meditada y acertada, ejecutada correctamente, y asignando el esfuerzo y el trabajo necesario. Ningún logro es permanente ni definitivo, por tanto el esfuerzo y el trabajo también es necesario para mantener lo que se tiene. Asumamos el compromiso de hacer cada vez mejor el trabajo que nos toca, por más sencillo que sea.

Sería bueno que quienes deciden en lo público y en lo privado dejen un poco de lado las zanahorias y comprendan que la mejor disposición a trabajar se obtiene si quien hace el trabajo es el destinatario mayor, directo e inmediato de los beneficios de ese trabajo. Seamos más concretos y justos a la hora de asignar esfuerzos y beneficios.

Para terminar quería destacar el amor al prójimo y el respeto mutuo como los valores que dan sustentabilidad y viabilidad a la sociedad como comunidad. Ambos valores deben ser practicados de la forma más generalizada posible, y más aún cuando mayores son las potestades de cada uno, vivamos el mayor poder como un mayor deber de obrar bien.

Nada de lo dicho necesita de mayores presupuestos ni estudios para entenderse, simplemente es llevar a la práctica la idea de que mejora nuestra democracia si mejoramos cada uno de nosotros como personas, en el día a día, si optamos por ir siempre en pos de ser y hacer mejor, y si somos más exigentes con quienes nos gobiernan, todo junto.

Por Germán Gegenschatz

Buenos Aires, 10 de diciembre de 2013

image_pdf
The following two tabs change content below.

Germán Gegenschatz

Abogado - Diplomado en Historia Política Argentina

COMENTARIO CERRADO.